P.A.I

PROGRAMA DE ACOMPAÑAMIENTO INTEGRAL

Conjunto de actuaciones de carácter psicosocial y sanitario, dirigido a personas con enfermedad mental y sus familias. Su desarrollo abarca la atención personal, acompañamiento y apoyo psicosocial, educación o reeducación de la persona en actividades de la vida diaria, en hábitos de higiene y cuidado personal, reforzando procesos de adquisición de hábitos y autonomía, en el entrenamiento y potenciación de habilidades sociales y en la participación de actividades de ocio y tiempo libre, mejorando sus habilidades de competencia social y evitando el enclaustramiento en el domicilio. Así mismo, supone un nivel de apoyo y respiro a la familia, reforzando su labor educativa y terapéutica, que a veces no se desarrolla al no propiciarse ni favorecerse las mejores condiciones de formación, apoyo y orientación que requieren.

​Para conseguir todo lo anterior es necesaria una buena coordinación con los dispositivos de Salud Mental y Servicios Sociales y Comunitarios, con el objetivo de conseguir entre todos la rehabilitación e integración de las personas atendidas, evitando duplicidades y economizando esfuerzos y medios.

Los objetivos de este programa son:

  • Mantener a la persona con enfermedad mental en su entorno comunitario con una calidad de vida digna, procurando la implicación del propio usuario en su rehabilitación, la participación de la familia en el proceso de recuperación y la implicación de la comunidad.
  • Prestar ayuda y apoyo a las personas que conviven con la persona con enfermedad mental, pero sin eximirles de sus responsabilidades.

  • Potenciar, favorecer y entrenar en la adquisición de las habilidades funcionales necesarias para dotar de un mayor nivel de autonomía al beneficiario del programa.

El programa es de ámbito provincial, teniendo preferencia aquellas personas que:

  1. Tengan diagnosticada alguna enfermedad mental.

  2. Vivan solas, o bien la familia tenga dificultades para atenderlas.

  3. Estén aisladas socialmente.

  4. Presenten una clara pérdida de autonomía y deterioro de sus propias capacidades.

  5. Se encuentren en una situación de autoabandono, dejadez y no satisfacción de sus necesidades básicas.

  6. Tengan una precaria situación económica.


Se evalúa también la situación geográfica de la vivienda y sus condiciones de habitabilidad. En caso de vivir con su familia se valora la existencia o no de conflicto familiar u otros problemas de convivencia.

En resumen, se valora fundamentalmente por un lado la autonomía personal (aislamiento social, deterioro de capacidades, autoabandono, economía y vivienda) y por otro la situación familiar (problemas de convivencia y conflicto familiar). Este servicio ha posibilitado autonomía personal mediante actividades de empoderamiento y mejorando relaciones con otras personas, evitando su aislamiento, reduciendo la apatía para favorecer su integración social en otras actividades de FEAFES-APAEM.