Escuela de familias

La figura del familiar como cuidador de la persona con enfermedad es de vital importancia. Por ello, es esencial la organización de programas y actividades dirigidas a la familia, con la finalidad de potenciar su formación, del mismo modo que su bienestar psíquico y físico.

Se han continuado con los grupos de autoayuda con las familias afectadas por la problemática, para conseguir descargar emociones y dinamizar las delegaciones.

Con estas reuniones se pretende formar a la familia en el conocimiento de la enfermedad y todos los aspectos que la rodean y son importantes para contrarrestar la sobrecarga, el peso de la enfermedad, poder hablar de su problema y expresar sus sentimientos, sabiendo que se les va a entender, puesto que todos los participantes están pasando por problemas comunes.

Estos grupos hay que potenciarlos, puesto que el enfermo no es la única persona afectada por la enfermedad, los familiares y allegados también sufren esta situación, necesitando muchas veces apoyo y orientación.